como-mantener-alimentos-en-buen-estado

Cómo mantener los alimentos en buen estado. Consejos y trucos.

¿Nos votas?

¡Hola Cocinacas! Se avecinan días en los que tendremos que pasar más tiempo en casa y cocinar recetas de comida casera como las que os proponemos cada semana.

Mucha gente está comprando más comida de lo normal y por ello, hoy queremos enseñaros cuáles son las técnicas más habituales para conservarla y cómo mantener los alimentos en buen estado, sin que estos pierdan sus propiedades y se mantengan frescos.

Tan importante es saber cuánto dura la comida en el frigorífico, como almacenarla correctamente para evitar la contaminación cruzada. Sigue leyendo porque te daremos algunos buenos consejos.

La clave para mantener los alimentos en buen estado está en darles un tratamiento y un almacenamiento adecuado. Para ello, existen dos métodos de preservación de los alimentos en buen estado: mediante procesos químicos o procesos físicos. Vamos a ver en qué consiste cada uno de ellos.

Procesos químicos para mantener los alimentos en buen estado

  • Rociar zumo de limón sobre la fruta cortada. Si no comemos la pieza de fruta entera en el momento o si la picamos para comer más tarde, la forma de posponer durante unas horas que esta se oxide o pueda ponerse de color oscura e incluso negra, es rociarle uno poco de zumo de limón.
  • Cubrir con un paño húmedo el pescado. El agua del paño reaccionará con la carne del pescado, conservará su humedad y, por tanto, mantendrá sus propiedades durante más tiempo.
  • La conservación en salmuera. Es uno de los métodos más antiguos y consiste en añadir sal pura a los alimentos, puede ser sal seca o con agua.

Tras realizar la inmersión del alimento en salmuera, si se elimina el exceso de humedad y se introduce en vinagre, llevaremos a cabo otra técnica de conservación que es el encurtido. Estos alimentos hay que envasarlos y conservarlos a temperaturas bajas. Así pueden durar hasta 2 años.

botes-encurtidos

  • Otras técnicas más conocidas pueden ser los adobos, las marinadas y los escabeches.

Con el adobo lo que se consigue es ablandar, conservar durante más tiempo el producto y darle más sabor. En nuestras recetas de salsas encontrarás cómo elaborar el adobo para pescado y el adobo para pollo.

La técnica del marinado se utiliza para ablandar las carnes de textura dura. Los ingredientes que se utilizan para marinar son el aceite y los ácidos, como el vino, vinagre o zumo de limón. A nosotros nos encanta esta receta de ternera marinada en salsa de vino.

Mediante el escabeche el producto se cocina en un caldo conservador compuesto por aceite, vinagre, especias, sal y hierbas, tal y como explicamos en nuestro artículo sobre esta técnica.

Procesos físicos para preservar los alimentos en buen estado

  • La refrigeración. Es el más conocido y el que llevamos a cabo diariamente, ya que la mayoría de los productos de consumo inmediato que compramos los metemos en el frigorífico.

Antes de continuar con los siguientes procesos, nos gustaría darte una serie de consejos para almacenar adecuadamente los alimentos en el frigorífico y así evitar la contaminación cruzada (la transmisión de bacterias de un alimento contaminado, generalmente crudo, a otro que también puede estar crudo o cocinado).

– La temperatura del frigorífico debe estar en torno a los 4ºC. Evita romper las cadenas de frío y de esta forma podrás prevenir la salmonelosis.

– Los alimentos crudos, como la verdura, deben colocarse en la parte inferior (preferiblemente en los cajones diseñados para ellos), y los alimentos cocinados en las baldas superiores.

Recuerda que si guardas las verduras o frutas en bolsa de plástico, tendrás que cambiarla a los tres días.

– Guarda los alimentos cocinados en tuppers herméticos o film transparente con el fin de que no goteen y no produzcan contaminación. Mantenlos separados de los crudos e intenta que no toquen las pareces del frigorífico.

– Descongela dentro del propio frigorífico, evitarás un posible contagio.

– Limpia y revisa, al menos una vez a la semana, que se encuentran los alimentos en buen estado.

Te resultará más fácil controlarlos si sitúas los productos recién comprados detrás y pones delante los que tienen la fecha de caducidad más próxima.

frigorifico-lleno

Seguimos con cinco formas más de preservar los alimentos mediante procesos físicos:

  • La congelación. La temperatura óptima del congelador son -18ºC y los alimentos que se introduzcan en el ya tienen que estar fríos. Es preferible introducir los alimentos en recipientes rígidos de cristal o bolsas al vacío.

Entre nuestros consejos para congelar y descongelar alimentos os recomendamos también no congelar frutas frescas, pasteles, platos de arroz, pasta o mayonesa. Y los huevos y el marisco se deben cocer antes.

  • Deshidratar los alimentos. Es muy fácil y podemos deshidratar todos los vegetales frescos, así como preparar con ellos snacks, postres, galletas e incluso pizzas.
  • Envasar al vacío. Consiste en introducir los alimentos en una bolsa y extraer el aire. Aquí te contamos cómo cocinar al vacío en casa.
  • La fermentación. Además de mantener los alimentos en buen estado durante más tiempo, el alimento se convertirá en un probiótico, beneficioso para nuestra salud. Posiblemente el más conocido es el yogur pero también es posible hacer en casa encurtidos o miso.
  • El Baño María. Consiste en proporcionar calor indirecto a los ingredientes que se cuezan mediante dicho método de cocción.

Como comentamos al principio, el buen almacenamiento de los alimentos es tan importante como saber tratarlos adecuadamente. A continuación te facilitaremos algunos trucos para aprender a conservar las verduras, frutas, carnes y pescados.

Tips para almacenar cada tipo de alimentos

  • Las verduras

Debemos guardarlas en los cajones del frigorífico habilitados para ellas. Las zanahorias, patatas y cebollas podemos mantenerlas en un lugar fresco, oscuro y ventilado. Es recomendable no poner las cebollas y patatas juntas, ya que estas se pondrán malas antes.

También es posible embotar tomates y pimientos maduros.

  • Las frutas

Si cortas una manzana o una pera y solo comes la mitad, puedes rociar unas gotas de zumo de limón sobre esta para que no se oscurezca la pulpa durante varias horas. También se recomienda no guardar la fruta en bolsas, es preferible dejar las piezas sueltas o en un recipiente abierto.

Mantener la temperatura adecuada de cada tipo de fruta es fundamental: si conservamos en la nevera las fresas, los kiwis, los melocotones o las ciruelas, se mantendrán durante más tiempo en buen estado. Sin embargo, otro tipo de frutas como las mandarinas o la piña deben mantenerse en el exterior, a una temperatura superior a 10ºC, siempre y cuando no haga mucho calor. Otras especies como los plátanos, mangos o pomelos sí que se mantienen mejor en temperaturas superiores a los 16ºC.

  • La carne

Aguantará muchos más días si guardas las piezas enteras o trozos grandes en la nevera, envueltas en papel encerado o de manteca.

En caso de querer congelarla, es preferible quitarle antes la grasa y el congelador deberá tener una temperatura de -18ºC.

Para conservar la carne de pollo, es mejor mantener las piezas dentro de la nevera, en la misma bandeja plastificada en la que te la venden o envueltas en el papel de la carnecería. Su sabor y aroma suelen conservarse dos o tres días.

  • El pescado

Antes de guardarlo en la nevera es recomedable limpiarlo con agua fría y sal y secarlo con papel de cocina. Guárdalo en una bolsa de plástico con cierre y colócalo en la parte más fresca del frigorífico. Lo ideal es consumirlo entre uno y tres días después de haberlo comprado.

Esperamos que todas estas recomendaciones para mantener los alimentos en buen estado durante más tiempo te resulten útiles. ¡Ahora toca ponerlo en práctica y aprovechar estos días para cocinar! Aquí tienes seis recetas con calabacín que te ayudarán a mantenerte saludable.

¡Hasta pronto cocinacas!

Deja tus comentarios y dudas en nuestro YouTube