Muffins de arándanos y chocolate blanco

Muffins de arándanos y chocolate blanco

¿Nos votas?

Muffins de arándanos y chocolate blanco

A pesar de lo que mucha gente puede creer, hay notables diferencias entre una magdalena y un muffin, del mismo modo que las hay entre estas dos elaboraciones y los populares cupcakes. Mientras que en el caso de las magdalenas se suele batir bastante la masa, lo que da lugar a la presencia de burbujas en ésta tras el horneado, en los muffins el batido debe ser menos intenso, casi que poco más que un mezclado. Del mismo modo, si en las magdalenas la grasa comúnmente usada es el aceite, en el caso de los muffins y lo cupcakes es la mantequilla. Otra diferencia radica en que las magdalenas presentan copete, normalmente cubierto de azúcar, mientras que los muffins son más planos. En la elaboración de los muffins se suelen emplear trozos de fruta o ingredientes salados, mientras que las magdalenas están elaboradas únicamente con masa. Los cupcakes son, de los tres, el que mayor elaboración conlleva, ya que éstos se suelen preparar como si de pequeños pasteles se tratasen, acompañándose de glasas, cremas y decoraciones variadas y, en muchos casos, muy elaboradas.

La receta de hoy es la de unos muffins de miga apretada salpicada de trocitos de chocolate blanco y arándanos. Es una receta muy sencilla, que se prepara en muy poco tiempo y para la que no hace falta ningún utensilio especial. Simplemente hay que mezclar ligeramente unos pocos ingredientes, rellenar los moldes y hornearlos hasta que la masa está cocida.

Si os gusta este tipo de postre os animo a que, tras elaborar esta receta, vayáis un paso más allá y os lancéis a la elaboración de alguna de las recetas de cupcakes que podéis encontrar en el recetario de Cocina Casera. Personalmente me quedo con dos de ellas, la primera, tanto por la originalidad de los ingredientes como por el espectacular resultado final, es la receta de cupcakes con galletas Oreo, y la segunda, nuestros cupcakes de capuccino, que es una receta elaborada pensando en aquellas personas que sienten pasión por el café.

Vídeo de la Receta

Ingredientes [para 10 unidades]:

  • Harina de trigo – 250 gramos
  • Levadura química – 1 cucharada pequeña
  • Huevo – 1 unidad
  • Azúcar – 150 gramos
  • Sal – 1 pizca
  • Leche – 150 ml
  • Mantequilla – 125 gramos
  • Vainilla líquida – 2 cucharadas pequeñas
  • Arándanos – 125 gramos
  • Chocolate blanco – 50 gramos

Elaboración de la Receta

  1. En un cuenco mezclamos la harina, la sal y la levadura química. Hay gente que gusta de tamizar la harina para asegurarse de que no quedan grumos en la masa. Si es vuestro caso, tened en cuenta que no debéis añadir la sal hasta que tamicéis la harina y la levadura.
  2. Calentamos la mantequilla en el microondas durante 10 segundos a máxima potencia para que se funda. Reservamos.
  3. En otro cuenco, ponemos el huevo y lo batimos ligeramente con la ayuda de unas varillas. Si lo deseamos, podemos usar también la batidora eléctrica de mano con el accesorio de varillas, pero como en el caso de los muffins la masa no hay que batirla demasiado, no creo necesario su uso, si aún así, os sentís más cómodos, podéis usarlo teniendo en cuenta la importancia de no batir en exceso la masa.
  4. A continuación, añadimos al cuenco la mantequilla fundida, la vainilla líquida y la leche. Continuamos mezclando con las varillas.
  5. Llegados a este punto, echamos poco a poco en el cuenco la mezcla de harina, levadura y sal, a medida que seguimos mezclando con las varillas para que la harina se vaya incorporando a la mezcla.
  6. Una vez que tenemos la harina incorporada, picamos el chocolate blanco y lo añadimos al cuenco. Echamos también los arándanos. Mezclamos para que ambos ingredientes se repartan de manera uniforme por la masa.
  7. Precalentamos el horno a 180º C.
  8. Ponemos las cápsulas de papel dentro de los moldes metálicos. Podemos usar moldes individuales, pero es importante que las cápsulas vayan dentro de moldes metálicos para que mantengan la forma durante el horneado.
  9. Con una cuchara, llenamos los moldes de papel hasta que la masa ocupe dos terceras partes de la capacidad de los moldes. No debemos llenarlos más, ya que corremos el riesgo de que la masa se desborde durante el horneado.
  10. Una vez que hemos repartido la masa entre los moldes, llevamos éstos al horno y horneados durante 25 minutos a 180º C.
  11. Pasado el tiempo de horneado, pinchamos los muffins con un palillo para asegurarnos de que la masa está cocida. Al retirar el palillo, no debe presentar restos de masa adheridos. Si los presentase, prolongamos la cocción unos minutos más.
  12. Cuando los muffins estén listos, los sacamos del horno y los dejamos reposar durante 5 minutos dentro del molde metálico.
  13. Pasados los 5 minutos, pasamos los muffins a una rejilla donde los dejaremos que se enfríen por completo.

Anotaciones y Consejos

Partiendo de esta receta, podéis elaborar diversos tipos de muffins, simplemente cambiando la fruta, o añadiendo chocolate negro en lugar de blanco, obtendremos otras versiones tan deliciosas como esta que os he presentado.

La levadura que he usado en esta receta es química. En algunos países recibe el nombre de polvos de hornear. No debemos confundirla con la levadura de panadería, puesto que cada una tiene aplicaciones diferentes.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook