Cómo sustituir el azúcar en las recetas

Cómo sustituir el azúcar en las recetas

Danos tu valoracion

Que el consumo de azúcar es peligroso para la salud es algo que han demostrado numerosos estudios. Sin embargo, este ingrediente forma parte de nuestro día a día, estando presente en gran número de productos, no solo dulces, si no también salados, basta con mirar la información nutricional de los envases para comprobarlo. Se hace por tanto necesario intentar disminuir su consumo, sustituyéndolo en nuestras recetas por productos más saludables. Hoy, en Cocina Casera, te contamos cómo sustituir el azúcar en tus recetas. A continuación, te listamos algunos ingredientes que pueden servir a tal fin. No te pierdas esta interesante y valiosa información.

  • Miel. La miel es un fluido dulce producido por las abejas a partir del néctar de las flores. Se caracteriza por ser rico en azúcares, agua, vitaminas, minerales, polen y proteínas. Por ello, aunque es un producto calórico (100 gramos de miel nos aportan 330 Kcal, frente a las 400 Kcal que nos aporta la misma cantidad de azúcar), su consumo nos aporta más nutrientes que el azúcar refinado. Además, la miel presenta propiedades bactericidas y se usa como remedio natural desde hace cientos de años. En la cocina podemos sustituir al menos la mitad de azúcar por miel, tanto en la elaboración de comidas como bebidas. La miel resulta ideal en la elaboración de tartas, ya que aporta una humedad que se mantiene durante más tiempo.
  • Frutas. Además de minerales, vitaminas y fibra, las frutas contienen un azúcar llamado fructosa. Cuando comemos fruta no solo estamos comiendo azúcar, estamos consumiendo también importantes nutrientes. A la hora de elaborar postres dulces, podemos sustituir parte, o toda el azúcar de una receta, añadiendo purés de frutas elaborados con piezas en su momento óptimo de maduración ya que es cuando mayor concentración de azúcares naturales presentan. Podemos usar todo tipo de frutas; manzana, plátano, melocotón, etc. Además, en algunas recetas el uso de purés de frutas nos permitirá prescindir de los huevos. Descubre más sobre el tema en nuestro artículo: “Cómo sustituir los huevos en tus recetas“.
  • Stevia. La stevia, o estevia, es un edulcorante que se obtiene a partir de las hojas de una planta que crece de forma salvaje en países como Brasil y Paraguay. Su poder edulcorante es entre 250 y 300 veces superior al de la sacarosa, no presentando hidratos de carbono ni aportando calorías. El extracto de stevia se comercializa en forma líquida y en polvo. También se pueden consumir directamente las hojas en fresco. Si quieres conocer más sobre esta interesante planta te invitamos a que leas nuestro artículo: “Estevia: endulzar de modo saludable sustituyendo el azúcar“.
  • Azúcar de la palma del coco. Este azúcar se obtiene de la flor de la palma de coco. A diferencia del azúcar refinado, presenta un índice glucémico bajo. Además, su consumo nos aporta aminoácidos, vitamina B y minerales como magnesio, zinc, hierro y potasio. A la hora de usarla en las recetas podemos sustituirla por la misma cantidad de azúcar refinado.
  • Dextrosa. La dextrosa es un azúcar simple que se extrae del maíz. Se comercializa en estado líquido y en polvo. Su popularidad se está extendiendo ya que algunos consideran que al estar formado principalmente por glucosa resulta más saludable que el azúcar refinado. Su consumo eleva rápidamente los niveles de glucosa en sangre, por ello es usada por algunos deportistas profesionales.
  • Xilitol. Esta sustancia es un edulcorante natural obtenido de la madera de abedul. Posee la misma capacidad de endulzar que la sacarosa, y un 40% menos calorías que el azúcar refinado. Para su metabolización no se requiere insulina, por lo que resulta un endulzante muy recomendado para diabéticos. Otra de las ventajas de su consumo es que no provoca caries.
  • Sirope de agave. Este endulzante se obtiene de diversas especies de la planta de agave. Está compuesto principalmente por fructosa y glucosa. De textura parecida a la miel, presenta un dulzor más intenso que el azúcar de mesa. Hemos dejado este producto para el final porque a pesar de que su uso está muy extendido no está del todo claro que sea más saludable que el azúcar refinado, ya que los dos presentan un elevado índice glucémico. Podéis ampliar vuestra información con la lectura de nuestro artículo: “Falsas creencias sobre el sirope de agave“.

Si quereis saber más sobre cómo endulzar el día a día sin poner en riesgo vuestra salud, os invitamos a que echéis un vistazo a nuestro artículo: “Claves para endulzar la vida de manera saludable“.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook