El Domingo de Pascua también se celebra en la mesa

El Domingo de Pascua también se celebra en la mesa

¿Nos votas?

¡Hola Cocinacas! ¿Cómo estáis viviendo esta Semana Santa? Sin duda, la recordaremos para siempre y aunque no podamos vivir el Domingo de Pascua en la calle como nos gustaría, no podemos dejar de celebrar estos días tan emblemáticos desde casa, cocinando las recetas de Semana Santa más populares.

Hoy celebramos Domingo de Pascua, el último día y uno de los más importantes. Es también conocido como Domingo de Resurreción o Domingo de Gloria porque se celebra la resurrección de Jesucristo. Pero además de la connotación religiosa, en España también alberga diferentes tradiciones gastronómicas junto al Lunes de Pascua.

La más popular es que el Domingo de Pascua los padrinos de bautizo regalen a sus ahijados la Mona de Pascua y se coma al día siguiente en familia, junto a otros dulces, durante la merienda. Esta tradición se celebra desde hace muchos años en la Comunidad Valenciana, Murcia, Baleares y Cataluña, aunque se está extendiendo a otras zonas del país.

El origen del nombre proviene del término árabe munna, que significa “provisión de la boca” y era un regalo que hacían los moriscos a sus señores como símbolo de fertilidad, esperanza y renacimiento.

La Mona de Pascua es un bollo hecho con harina, huevo, azúcar y sal, muy parecido al Roscón de Reyes y dentro suele llevar un huevo. Tradicionalmente era un huevo duro pero en la actualidad incorporan huevos de chocolate, los cuales se pintan y adornan.

Huevos de Pascua pintados

Para entender el motivo por el que se incorporaba un huevo duro en la Mona de Pascua y también de dónde surge la idea de pintarlos, es necesario remontarse a la Edad Media. Durante la Cuaresma no se podía comer carne ni otros alimentos, como los productos lácteos y los huevos. Para conservarlos, los impregnaban de cera y, para el domingo de Pascua, cuando ya podían comerlos, les hacían pequeños dibujos grabando líneas en la cera.

Hoy en día, los huevos de Pascua pueden llegar a ser verdaderas obras de arte. Algunas pastelerías incluso organizan concursos para ver cuál es el huevo mejor decorado.

El Lunes de Pascua sigue la celebración

Con el fin de la Cuaresma, el Lunes de Pascua ya se puede volver a comer carne. Por ello, la familia se reúne para comer paella y chuletas de cordero. Nosotros te dejamos muchas otras recetas de carnes, para que puedas cocinar mañana la que más te guste. Y por la tarde, es el momento de comer los regalos del Domingo de Pascua: la mona y los huevos de chocolate.

En localidades como Salamanca celebran este día con el típico hornazo. Es una especie de empanada rellena en crudo con huevos, chorrizo y jamón para luego cocer en el horno. En la provincia de Jaén, comen una versión que llaman ochío. La receta que nosotros te enseñamos es dulce pero también es habitual comerlo salado. Es la octava parte de un pan cuya masa lleva aceite de oliva, matalahúva (anís verde) y pimentón dulce. Después se rellena de picadillo de chorizo o de morcilla, dependiendo de la zona.

Esperamos que disfrutes mucho de este Domingo de Pascua. Si después de leer nuestro artículo te han entrado ganas de regalar la Mona de Pascua a tu ahijado, no es necesario que salgas a comprarla, nosotros tenemos la receta.

¿Conoces otros platos o recetas típicas de Pascua? No dudes en dejarnos un comentario para hablarnos sobre ellos. ¡Nos encanta conocer diferentes tradiciones gastronómicas de España y el resto del mundo!

¡Hasta la próxima Cocinacas!

Deja tus comentarios y dudas en nuestro YouTube